Vestidos de 15 años



¿Qué vestidos de 15 años elegir?

¿Falta poco para tu fiesta de 15 y todavía no sabes qué vestido usar? Sabemos que es uno de los eventos más importantes de tu vida y, esa noche, tienes que lucir como una princesa. Es por eso que estamos aquí para facilitarte la búsqueda de vestidos de 15 años ideales para ti.

El vestido es una de las primeras cosas a tener en cuenta en la planificación de la fiesta. Esto se debe a que son por lo general prendas costosas, y es necesario empezar a ahorrar desde temprano para asegurarte de que podrás comprarte un vestido de buena calidad y el que te gusta. Si lo dejas para lo último, es probable que luego te guste un modelo que no podrás pagar porque no te alcanza el dinero.

Otro motivo por el que es uno de los ítems más importantes a tener en cuenta cuando empieces a planear la fiesta es porque la decoración del salón, los colores que se van a usar en los detalles, el diseño de los adornos, etc., deben hacer juego o tener una relación con tu ropa, ya que serás el centro de la fiesta. Por lo tanto, al momento de ir a ver en las vidrieras vestidos de 15 años, debes considerar todo esto si es que ya realizaste compras o tenías un plan de decoración para el salón.

En las fiestas más elegantes, los miembros de la familia de la quinceañera deben, también, vestirse acorde al vestido de la agasajada. Es por eso, que si tu plan es realizar una fiesta de alto nivel, debes planificar los atuendos de todos los miembros de la familia, inclusive tu novio, si estás de novia. Por lo general, los detalles de las corbatas, o los pañuelos que se usan en el bolsillo superior del saco de los hombres deben tener patrones que coordinen con tu vestido. Los vestidos de las mujeres, como tu madre o hermanas, deben también tener detalles o adornos que vayan con él. Por lo general, son los colores los que deben hacer juego. Sin embargo, estos atuendos no deben ser totalmente del mismo color que tu vestido porque, entonces, no resaltarías y dejarías de ser el foco de atención ya que estarás como camuflada.

Hasta aquí, detallamos sólo algunos aspectos generales a considerar en el momento de elegir tu vestido. Sin embargo, hay otros factores que deben intervenir en la elección y que son mucho más importantes. Uno de estos factores es tu personalidad. De nada sirve elegir un vestido increíble si no concuerda con tu personalidad. A pesar de que resaltes, la gente pensará que no tiene nada que ver contigo, y en vez de llamar la atención por lo bella que luces, le darán más importancia a cómo contrasta tu atuendo con quién eres en realidad.

Los vestidos de 15 años no deben ser necesariamente blancos. Muchas, y con muchas me refiero a la mayoría, de las chicas eligen para sus vestidos de 15 años el color blanco. Es una opción segura y puede ser muy buena, pero debes considerar que este tipo de vestidos es muy reminiscente al vestido de novia, y no tienes por qué parecer una novia en tu cumpleaños de 15. Además el color blanco puede tener sus desventajas. Por ejemplo, como dijimos antes, si tienes una personalidad muy alegre y divertida, el color blanco apagará eso que es tan bueno sobre ti, y tal vez un color, como el amarillo o el verde, reflejarían mucho más tu personalidad. Eres joven ¡y debes aprovechar esa juventud para vestir los colores que quieras!

¿Qué otros aspectos debes tener en cuenta cuando salgas a ver vestidos de 15 años? Algo muy importante es tu cuerpo. Debes conocer bien tu cuerpo antes de tomar cualquier decisión. Con esto me refiero que es importante ser consciente de qué te quedará bien según tu figura. Las chicas muy delgaditas y las chicas gorditas tienen distintas opciones a la hora de elegir un vestido, y esto se debe a que sus cuerpos son muy diferentes. Otros puntos a tener en cuenta es tu altura y la forma de tu espalda, de tus caderas, etc.

Las chicas con algunos kilitos de más:

Las chicas con estas características deben estar atentas a algunos detalles al momento de elegir un atuendo.

  • Para empezar, si tienes el busto grande, debes evitar escotes pronunciados, y lo mejor es uno que tenga algún bordado de pedrería o de algún tipo en la línea del escote, así toda la atención se dirige a tu rostro, y no a tu busto.

  • Si decides usar un vestido de 15 corto, ya que esta es una de las últimas tendencias en vestidos de 15 años, debes cuidar que éste llegue, por lo menos, hasta tus rodillas. Las pantorrillas son la parte más fina del cuerpo, y con unos tacos altos, afinarás tu figura.

  • Si tienes los brazos un poco gorditos, evita las mangas tipo globo, que también están muy de moda últimamente. Puedes optar por un vestido con mangas cortas o usar un saquito de esos que sólo cubren los hombros.

  • Las chicas con las caderas amplias, deben evitar las polleras tipo globo, en el caso de usar un vestido corto.

  • Si tu idea para el vestido es uno que no tenga la pollera acampanada tradicional y quieres usar un vestido largo al cuerpo, te recomendamos el corte princesa. Este corte consta de un vestido con un cinto o faja por la zona inferior al busto que produce un efecto de afinamiento de la cintura y te hará lucir más estilizada. Si este corte no va contigo, entonces evita los vestidos lisos. Opta por estampados que no sean ni muy pequeños ni muy grandes, ya que los pequeños pueden perderse en el vestido y los grandes producirán un efecto de agrandamiento. También debes evitar el uso de frunces, que es una de las técnicas de diseño que usan los diseñadores de modas en sus vestidos, en aquellas zonas más amplias de tu cuerpo. Puedes usar pliegues en la zona del abdomen que partan desde el busto para disimular la pancita.

  • Evitan los colores muy claros que producen un efecto de agrandamiento. Sin embargo, esto no significa que debas usar negro.

Las chicas muy delgaditas:

  • Eviten el uso de estampados rayados verticales.

  • Es recomendable elegir vestidos con pliegues o frunces en las zonas que deseas resaltar.

  • No optes por vestidos de 15 años que sean totalmente lisos, ni por colores oscuros. Lo mejor para producir un efecto de volumen son los colores claro, sin embargo, no es la única opción el color blanco.